Arxius | Octubre, 2011

Reflotar el Titanic, reflotar Cunit

18 oct.

Gairebé tothom coneix la història del Titanic, el millor transatlàntic de tots els temps, l’indestructible obra de la societat industrial del moment, en fi, un desafiament de l’home, de la societat, contra la mare natura, superior a tot i tothom.

Desgraciadament tots sabem com va acabar el famós transatlàntic, un mal posat iceberg, va perforar la estructura del vaixell, i va inundar d’aigua l’interior del mateix, provocant un enfonsament ràpid i vertiginós, que va tenir com a fatal desenllaç, la mort de molts dels seus passatgers.

El que aparentment semblava ser el millor vaixell de la història va resultar ser més fràgil que un vaixell de paper. L’aparença, la màgia de fer veure les coses no com són, sinó com voldríem que fossin, va guanyar la partida a la realitat, a l’assumpció de l’incapacitat de l’home de superar la natura.  Assumir la debilitat, l’error de no haver fet bé les coses, de no preveure totes les variables possibles i per haver, en fi,  realitzat una imprudència.

Però com sempre, davant aquests fracàs socioeconòmic que va representar l’enfonsament del Titanic, l’home i la societat va actuar de dues maneres de natura diversa. La població de mentalitat fàcil, carregada de tòpics, va voler entreveure, que l’enfonsament del Titanic, suposava la fi del somni de la revolució industrial, la fi del domini del home sobre l’espai i el temps.

Altres, més agosarats, i més reflexius, van voler veure el cantó positiu d’aquesta tragèdia, i van desenvolupar uns estudis, per tal de prevenir, en cas d’un accident semblant, el mateix resultat catastròfic, i gràcies a ells es va inventar el sonar. Aquest invent, tràmit unes ones sonores, permetia llegir l’obscuritat de les profunditats marines, i preveure l’aparició de nous Iceberg que conduïssin a un desagradable desenllaç.

El repte desprès de tants anys, no deixa de ser un altre, fins al moment impossible, que reflotar les restes d’aquest mític vaixell, una tasca impossible doncs el vaixell recau a unes profunditats molt elevades que fan impossible aquest rescat del vaixell. Però la voluntat humana, com ho demostra avui dia la revolució tecnològica, no té límits, i amb el temps, bona feina i molta paciència, es podrà reconduir la situació, i n’estic segur que amb el temps tornarem a veure el Titanic.

I vostès es preguntaran que fa un cunitenc reflexionant sobre el Titanic? Doncs per una senzilla raó, per explicar a l’opinió pública quina és la feina, més aviat diria, el desafiament que té el govern municipal respecte a una situació heretada.

L’antic equip de govern va presentar la situació del nostre municipi, com una situació privilegiada, érem el millor municipi de la costa mediterrània, en serveis socials,  i teníem els millors politics que hi podien haver, Cunit era com el Titanic, invencible; però de sobte varem topar amb un Iceberg, anomenat crisi socioeconòmica, però els responsables polítics del moment, no la van saber veure o potser diríem que no la volien veure, i econòmicament, l’ajuntament de Cunit es va enfonsar, potser més ràpid que el mateix Titanic.

El nou govern municipal, amb la complicitat de la majoria de la societat civil cunitenca, tenim el deure, l’obligació moral, i el desafiament, de reflotar l’ajuntament de Cunit, i entre tots i la perseverança de qui vol el millor pel seu poble, ho aconseguirem.

Però siguem conscients tots, que hem trobat un ajuntament a unes profunditats molt profundes, amb un funcionament sense cap tipus de rigor, i que amb l’ajuda de tots ho farem possible.

No volem desafiar, com va fer l’anterior equip de govern, ni la dimensió espacial, ni la dimensió temporal, som humans, no estem per sobre de res ni de ningú, però normalitzar una situació com la que ens hem trobat, requereix esforç, temps i molta voluntat, combinat tot amb una gran dosis de paciència, tot i la urgència de moltes situacions.

Bon vent.

Anuncis

2017, desafíos territoriales

18 oct.

Primero de todo, felicitar a los tarraconenses por el éxito cosechado, la organización de los juegos del mediterráneo del 2017.

Se presentan pues seis años en los que Tarragona, y su área de influencia, se juegan el ser o no ser como territorio, como polo urbano capaz de crear tendencia.

El señor Alcalde, afirma que estos juegos van a permitir situar la ciudad de Tarragona en el mapa deportivo, y razón no le falta, pero viendo el resultado del efecto 92, en Barcelona, no se trata de tener una óptica exclusivamente deportiva, sino que nos obliga a ir mas allá de lo deportivo.

Sin querer, estos juegos del mediterráneo, nos definen cual debe ser nuestra primera escala geográfica de referencia; el mediterráneo. Tarragona y su área de influencia deberían tener presente, el mediterráneo, como la referencia externa de la potencialidad de este territorio.

La segunda escala territorial de referencia, la gran valle del Ebro, que confluye naturalmente hacia nuestra ciudad.

Y la tercera escala territorial de referencia es la parte oriental de Catalunya, Tarragona debe convertirse en la segunda ciudad de referencia de Catalunya, solo detrás de Barcelona.

Los desafíos territoriales de estos juegos pues deben conducir a normalizar una situación que desde hace más de un siglo no se consigue superar, por causas internas (Tarragona-Reus) y por causas externar (Barcelona-resto de Catalunya).

El 2017, debe ser una excusa para ofrecer una buena oferta territorial de la región del camp de Tarragona, Tarragona, y su región deben ponenerse al día en Marketing Territorial, en promover su territorio, sus posibilidades dentro de la economía mundial.

Si acompañamos esta buena noticia de los juegos del 2017, con otra buena noticia, hipotética, como seria el recorrido del corredor del mediterráneo, no tendremos excusas para promover una cultura del territorio como es debida, podremos hacer de Tarragona y su región urbana, un polo de atracción que permitirá estructurar este territorio de manera optima, y que tendría unas externalidades por y para sus habitantes, que otorgaría más calidad de vida.

Este es pues el gran reto de Tarragona, su territorio y su gente, hoy más que nunca.

el voto territorial

9 oct.

El próximo 20 de noviembre tendrán lugar las próximas elecciones generales para elegir a los miembros de las cámaras institucionales del Estado, el Senado y el Congreso.

El variopinto panorama de partidos que se presentan a dichas elecciones van a determinar con su respectivo número de votos, la conformación de dichas cámaras, y a la par, quien será el próximo presidente del Estado.

De entre todos los partidos políticos que se presentan a estas elecciones, podemos elegir entre varios partidos. Dichos partidos se pueden diferenciar por dos grandes filtros. El primero de ellos, es el filtro ideológico, es decir, si son de izquierdas, de derechas, de ultraderecha, de extrema izquierda, etc, etc, etc.

Otro filtro que podemos utilizar para discernir que partido puede representar más o menos mis inquietudes, es el filtro territorial; es decir, partidos centralistas, partidos federalistas, partidos regionales, etc, etc, etc

Visto lo visto, cada uno debe llegar a la conclusión que más le sea conveniente a sus inquietudes electorales.

Pero, en estas elecciones, cual seria el filtro, ya sea ideológico o territorial, que más le convendría a Catalunya, a esta Catalunya, y de rebote a todo su territorio, que no entreve ninguna salida a corto plazo de la crisis que nos acecha?

Desde un punto de vista de la geografía política, y una vez se ha determinado que el handicap territorial más grande de Catalunya es la falta de una identidad territorial, entendiendo por esta última, la capacidad intrínseca de Catalunya de determinar, por si misma, una visión propia de territorio, un control propio y exclusivo de su territorio, y lo que aun es mas importante, de su ordenación territorial, el filtro territorial adquiere una importancia trascendental.

La crisis socio-económica que estamos viviendo, ha determinado a nivel geográfico, que la proximidad entre el órgano que decide una serie de políticas, y el territorio que las sufre, debe ser lo mayor posible. Cuanto más lejos esta el centro de poder, más difícil seria reconducir una crisis como la que estamos viviendo.

Los partidos dichos centralistas, los que poseen una visión del Estado en su conjunto, carecen de la capacidad de discernir, a un nivel regional, de cuales son las prioridades de un territorio particular. Lo que le conviene a la Rioja, no es lo mismo que lo que le conviene a Extremadura. La visión de conjunto posee la negligencia de no centrarse en los particularismos, en los pequeños detalles.

La solución a nivel de conjunto de Estado es totalmente obsoleta, y esta afirmación hay que tomarla al pie de la letra.

El que tenga la posibilidad de viajar por España verá que hay toda una serie de variedades paisajísticas, que no hacen otra cosa que enriquecer la visión de conjunto. Esta variedad de paisajes, y en conclusión, de realidades socio-económicas adecuadas a una serie de territorios, totalmente diversos entre si, solicitan que las soluciones sean las adecuadas a cada uno de ellos.

Actuar en visión de conjunto, sin tener un filtro territorial especifico, nos condenara al fracaso, pues como recordaba mi profesor Farinelli, desde principios de los setenta que estamos en crisis, ¿Por que?,  pues porque la concepción territorial basada en el espacio geométrico, la que utilizan los partidos centralistas, ha sido sobrepasada por los modelos económicos que imperan, Internet no deja de ser el ejemplo. Diríamos que se está volviendo a una concepción territorial basada en los modelos medievales, en los que el espacio geométrico no existía, y en la primaba el concepto de lugar, como identidad exclusiva de un único sitio.

Para que me entiendan, de Marco Polo se pasó a Cristóbal Colon, y ahora volvemos a Marco Polo.

Algo más que un simple corredor

1 oct.

Esta semana hemos tenido un ejemplo más que la crisis que sufre este país no es sólo una crisis económica, sino una crisis de nuestros representantes políticos, y al fin de cuentas de nuestra sociedad.

El espectáculo que hemos observado estos días en referencia al ya famoso “corredor del Mediterráneo”, ha sido desolador, sobretodo por parte del ministro de fomento español, el esperpéntico José Blanco.

El señor Blanco, no deja de ser, un ejemplo más, de la calidad de parte de nuestra clase política que nos representa, uno más, hay muchos.

Pero no nos podemos quejar, ha sido elegido de manera democrática, la culpa es nuestra, de nuestra sociedad.

¿Como puede ser, que de este señor, de sus cualidades intelectuales, dependa el futuro de la mayor parte de los españoles que residen en la costa mediterránea?

Al fin y al cabo, un señor que lleva una eternidad en “lo político”, piensa solo en “lo político”, y se aleja año tras año de la realidad.

En un mes hemos podido escuchar, variopintas versiones sobre sus consideraciones de por donde podía, debía y pasaría el corredor europeo de mercancías que tenia que unir, y que al final lo deberán hacer, el sur de Europa con el norte, de Algeciras a Copenaghen.

¿Falta de conocimiento?¿intereses políticos?¿intereses electorales?¿indiferencia, irresponsabilidad, incompetencia?, digamos que un poco de todo.

El corredor del mediterráneo, que en su parte española, afecta a unas regiones, sobretodo las situadas más al sur, que han sufrido un revés estructural a sus inercias económicas, pues se basaron preferentemente en el cultivo del tocho, podría suponer, un input, muy valioso, para reconstituir un sistema económico y social, que no ve solución a corto plazo de sus problemáticas.

Desde una escala más local, desde las profundidades del Penedès, nos preguntamos, donde están los políticos, socialistas en su mayoría, que venían a vender la intermodalidad  de mercancías entre el tren y la carretera, en el futuro Logis-Penedès, argumentando con fuerza, que por ahí, debería pasar el corredor del mediterráneo?.

No puede ser que el futuro territorial de esta costa mediterránea, dependa de un personaje y de una casta política, que se fundamenta entre la demagogia y la incompetencia, acompañado de un toque de irresponsabilidad.

Fíjense en la seriedad francesa, sus argumentos no se basan en réditos electorales, sino en una visión territorial de conjunto. Esta claro que para ellos el corredor central es mucho más rentable, porque el corredor central tiene dos externalidades muy positivas para su territorio. La primera que dinamiza la zona central de Francia, la más desextructurada económicamente hablando. La segunda, porque el corredor central, da más valor a sus puertos respecto a los puertos mediterráneos españoles.

Supongo que desde Paris, deben estar aun sonriendo, viendo el espectáculo goyesco del señor Blanco&co.