De la crisis global a la crisis local

4 ag.

Hace tiempo que se dice que estamos en crisis. Y cuando nos ponemos a pensar en esta dichosa crisis, vienen en mente las palabras del exministro de economía Pedro Solbes , que pronunció en una conferencia; “esta crisis servirá para separar los buenos de los malos miembros de nuestra economía”, en fin, que nuestro exministro intentaba ver el lado bueno de la crisis que nos acecha y esto tiene su merito.
Lo que realmente quería decir el señor Solbes, es que con esta crisis, supuestamente, se pondría fin a la época de lo que los italianos denominan “Furbetti der quartierino”, literalmente, los listos del barrio, técnicamente diríamos los especuladores sin escrúpulos.
Si transportamos esta reflexión a un contexto geográfico, conseguiríamos entender lo que esta sucediendo con las economías de varios países, entre ellos España. En los últimos tiempos ha proliferado un acrónimo anglosajón muy sutil, los países denominados PIIGS. Donde cada letra corresponde a la inicial de cada uno de los países de la zona euro en los que sus economías están al borde del precipicio.
La P está por Portugal, las dos I están por Italia e Irlanda, la G por Grecia y por ultimo, y esperando sea solo fruto de la casualidad la S, por Spain, es decir, España.
Todo el mundo reconoce que esta crisis nació, se gestó, en Estados Unidos, con la ya famosa crisis de las hipotecas. Debido a las características intrínsecas de nuestra economía global, la crisis se expandió por todo el mundo tramite el famoso efecto domino, donde una ficha tira a la otra. Demostrando una vez más, lo que ahora muchos politólogos denominan la transversalidad interna de nuestra economía, de “l’economie-monde” hubiera dicho el histórico Fernand Braudel.
Pero que está sucediendo durante los últimos meses, semestres? Parece que una parte de las economías nacionales se están recuperando y otras economías, al contrario, están empeorando su situación, como es el caso de la economía de los países PIIGS, y mas concretamente, porque está mas cerca, nuestra economía, la española.
Tomando al pie de la letra las palabras del ex ministro Solbes, esta crisis esta dejando por el camino las economías que habían crecido con un modelo especulador, como es el de la construcción, y entre estas economías se encuentra la española. Al fin y al cabo las economías mejor estructuradas y basadas en crecimientos reales y en el valor añadido, véase Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido…, están saliendo del bache, mientras que las economías de los países PIIGS, están pagando con creces la irresponsabilidad , la falta de control y un rigor económico que nos esta llevando por el camino de la amargura, y sino que se lo pregunten a los funcionarios, preparados o no, al Gobierno le da igual, a poner el dinero en el sistema, el dinero que alguien se llevó especulando, pero también el dinero que se les prestó a los bancos hace ya casi un año, al fin y al cabo, son los funcionarios y los pensionistas, los que con sus recortes, están intentando volver a poner en marcha una economía, que algunos denominaran de cristal, otros de papel y muy pocos, sostenible.
La trayectoria de esta crisis no deja de ser cíclica, como todas las crisis, porque de un contexto local, se transportó a una escala global y ahora vuelve a una escala loca, en fin el círculo eterno, el pez que se muerde la cola. Pero con una sutil diferencia, que los que han pagado los platos rotos, las economías que peor lo están pasando, las de los países PIIGS, no son las que provocaron la crisis pero si son las que la están sufriendo en mayor medida.
Este seria pues el mensaje escondido, la lectura entre líneas, de las palabras del exministro, que queriendo o sin querer, adelantó que la economía española era una de las mas superficiales, en temas de estructuración del conjunto económico, y por consecuencia que nos tocará, sufrir mas que nadie.
Pero donde reside el problema de fondo? El mismo partido del exministro Solbes, emprendió una campaña con un lema muy significativo; “nos pueden quitar de la crisis los que nos han condenado a ella?”, una bueno pregunta, pero un problema que no aporta ninguna solución porque la crisis ya no nos la quita nadie. La pregunta que uno debería hacerse, vamos la que yo me hago, es; “nos pueden quitar de la crisis los que no vieron la que se nos avecinaba?” cuando la palabra crisis, estaba proscrita en los discursos oficiales y en los pensamientos íntimos y húmidos de más de un político de su partido.
La solución, como siempre repetía mi profesor de Bologna, Franco Farinelli, la solución es una y una sola, empezar todo de nuevo, pero intentado mejorar los miembros de la tripulación que deben conducir la economía española a un resurgimiento más y mejor estructurado, en fin, una economía que permita tener una visión a largo plazo, porque esta es la escala que permite desarrollar una sociedad de manera justa y sostenible, y nuestros políticos profesionales aun no se han dado cuenta, ellos continúan pensando en sentarse, en el sillón, el del poder.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: